Ana Cardinali: Mudarse a la vida

17 Mar
imagen de la red

Ana Cardinali: Mudarse a la vida
Hace tiempo
que el espejo se sumerge en los escombros,
que las manos envejecen al decir adiós,
que somos rehenes de lo invisible.

Entre la bruma y la ceniza
perdimos algo esencial.

Era necesario descifrarnos
en las palabras del insomne,
en los ojos del hombre herido
o en la renuncia inesperada del suicida.
Apagar las luces
como derruidas estrellas

Cántame, cuéntame, ármame.

Tú y tu clásico entender de las costumbres,
dime que el tiempo que tejíamos
no era sólo de criptas y ataúdes,
que las miradas no añoraban el mar
como velas vivas o incendios.
Que nunca fue en vano
conjugar tu llegada con el vuelo de los pájaros
o acaparar la insistencia del nudo
con el poder de sus extremos habitados.

Aquí en este silencio intermitente
como un faro que renueva,
hay una historia en movimiento;

te hablo, te nombro, te desarmo;

el suspiro establece
lo que se termina y lo que comienza:

…………………Un montón de huellas
…………………abandonan la soledad
…………………y se llevan los recuerdos,

……………………………………anhelo de niña,
……………………………………vendas del corazón,
……………………………………un horizonte.

Copyright©Ana Belén Cardinali-Todos los derechos reservados.


De la autora Ana Belén Cardinali han dicho:

La obra de la poeta argentina Anna Cardinali se puede definir como existencialista o mejor aún como angustiosamente intimista. Destaca en esta poesía el rigor por expresar lo más preocupante de ser y de la agonía personal. Esta plataforma hiperestética se clarifica por medio de un lenguaje conciso, pretendido para confesar y consolar, otras, para desahogar o señalar el engranaje visceral que hace posible la congoja, la depresión, la afirmación del amor y el desamor. Toca los grandes temas desde un tono siempre susurrante, anclado en las profundidades de la emoción humana. Su trabajo deja al descubierto las señales de una artesana que compromete su sentir y su vida en una guerra frontal contra la palabra que asombra, su oficio apuesta por la autobiografía metamorfoseada en poema. El avasallante prodigio con que logra su voz también comercia el despellejamiento de sus incertidumbres y desesperaciones. Es sensual, amarga, ulcerante y perturbadora. Anna Cardinali es la poeta de las metáforas desgarradoras. Su poesía huele a deseo.
Zeuxis Vargas 2010.

Tomado de su Blog: Diluvio (Pinchad para llegar a él)

Amando Carabias: Es tu hombro

15 Mar
imagen de la red

Amando Carabias: Es tu hombro

Es tu hombro redondez lunar, marfil
que nutre mi mirada.
Tu hombro es perfil exacto,
curva precisa del amanecer
que albea mi mirada sorprendida
como el alba ilumina el horizonte,
como el amanecer confiere vida
al mundo adormilado.
Es tu hombro la arquivolta de un milagro
que sostiene la solidez ligera
de tu amable estructura deseada.

Sobre esa nitidez blanca de esfera
percuto mis dos ojos tan sedientos
y ávidos de ternura,
huésped que nunca visitó mis poros.
Sobre esa superficie clara y limpia,
descansa, amada, el Valle de los Besos,
donde dirijo raudo mis dos alas
que sobrevuelan tu sedosa piel.
En su curvo quicial hoy me detengo,
porque esta tarde oscura se adormece
cansada del afán inútil vacuo
de una vida que corre en pos de nada.

Mis dedos te acarician
cual astronautas que bailaran valses
sobre la blanca arena de la luna…
Mis dedos se demoran en la zona
al percibir este temblor de piel
que es la señal precisa,
el hito inconfundible,
que señala el sendero a tus entrañas.
Me siento explorador que inicia nuevas
rutas desconocidas,
soy el cartógrafo definitivo
que dibujará el mapa transparente
de tu nívea orografía…

En esta tarde adormecida y gris,
de un anodino sábado lluvioso,
he transitado por el curvo límite
de tu hombro evanescente.
Cual astronautas que bailaran valses,
has sentido caricias de mis dedos:
exploradores que abren nuevas rutas
ávidos del tesoro más recóndito:
esa sonrisa tuya sudorosa…

Es tu hombro redondez lunar, marfil
que nutre mi mirada.

Amando Carabias dice:

Desde hace muchos, muchos, muchos años, me pica el aguijón de la literatura y desde hace unos treinta escribo. He publicado cuatro libros. En poesía, “Humanidad perdida” (Segovia, 1980). Novela, “Aquel sábado lluvioso” (Segovia, 2001). Una colección de relatos “Cuentos de Euritmia” (Segovia, 2004). Biografía, “En busca del día y de su horizonte. Autobiografía de Justino Gómez González” (Segovia, 2007). Además, he escrito otros libros que descansan en algún lugar más o menos escondido de mi casa y de mi corazón. Uno de ellos es “Mañana amanecerá” que está publicado en http://euritmiaenlared.blogspot.com/ (Nueva Foto: Marián y servidor ante el puente de Cangas de Onís, Asturias, España, una tarde de agosto de 2010)

Os invito a visitar sus páginas : Pavesas y cenizas y Euritmia en la red

También lo encontráis en las páginas Poetas para el siglo XXI y Antología poética universal

María Socorro Luis: Así, como si nada

13 Mar
imagen de la red

María Socorro Luis: Así, como si nada

Buscaste tal vez
algún pretexto
para tocar mi puerta.
Me invitaste a salir,
como si nada.

Era una tarde gris
y sin corbata.
Las farolas
bajo la niebla fría
tiritaban su luz.
Y caminamos…

Así, como si nada,
caminamos sin fin
hasta el amanecer.

Una estrella fugaz
rasgó la noche
y formulé un deseo.

Tú hablabas sin parar.

Temblaba
en nuestros labios
la ternura
de pronto presentida.

Eran las horas tibias.

Y así, como si nada,
descubrimos,
ese amor que nacía.

María Socorro Luis: Poeta española que nos escribe desde un rincón de Euskadi, en su Blog Socopoemas .

Leonel Licea: Puntos de vista

11 Mar
imagen de la red

Leonel Licea: Puntos de vista

“A través”, es un modo de ver,
de penetrar el árbol con palabras
que diluvian y lloran en la noche.
Dejar en buena vista las llamas,
los invisibles fuegos que alejan
la esperanza de ser trueno
y caer en ti:
___________espacio eterno y mar.
La elegía que rompe y cruza
el vítreo espasmo del cristal,
el espejo que dona solamente el vacío,
la fábula de luz inmóvil del jardín
hecho con verbos consumados
y perennes inquietudes.

“A través”, es la transparente hora
que conjuga poemas más allá del amor,
el diálogo del alma en movimiento,
el migratorio instinto de llegar,
dejar la sangre en las barreras
que caen a nuestro paso.
Andar a la deriva después de las mil noches.
Abandonar mis ojos al beso en tu mirada.
“A través”, es llegar a tu cuerpo
fundirme en él sin ser lampo
___________espada o tiempo
y saborear tu piel hecha soneto.

Leonel Licea Alvarez: Poeta y amigo cubano(Pinchad el nombre para llegar a su página.)

Os dejo también los enlaces a las página que el Poeta, Pintor y Editor español  Fernando Sabido ha dedicado a Leo – como le gusta ser llamado por sus amigos – en sus antologías “Poetas para el siglo XXI” y “Antología poética universal”.

Paloma Corrales: En las cuerdas de la pasión

9 Mar
imagen de la red

Paloma Corrales: En las cuerdas de la pasión

Aún puedo sentir calambres en mi vientre
y tu aliento envolviendo mi memoria,
mi saliva te llama tibia y exagerada.
Húmeda de placer camino en el exceso,
necesito tu boca, tu impaciencia,
la urgencia de tus manos, y que tú
me cubras por completo, culminándome.

Paloma Corrales: Poeta española que, desde Alicante en su Blog Alcoba Paralela, nos regala su maravillosa poesía.

Estoy convencida que no pasará mucho tiempo para que sintamos hablar de sus poemas y sus libros.

Carilda Oliver Labra: Vísperas de boda

7 Mar
imagen de la red

Carilda Oliver Labra: Vísperas de boda

Voy perdiendo los días de estar sola conmigo,
los días recién buenos ahora descubiertos,
ahora que se van,
y una tristeza hija de mi tristeza grande
me borra lentamente las ganas de soñar;
y nace como un miedo,
un miedo a ser distinta, un miedo a ser normal,
un miedo a ser como otras: calladas y domésticas,
bondadosas, saludables quizás;
un miedo contra esposos, contra cortinas puestas,
un miedo incontenible de tener un dedal.

No sé de qué me escondo, de qué males escapo
ni qué lágrima extraña me llama desde el mar;
pero es que quiero ahora tener el mundo dentro,
volverme sólo tinta sobre el papel cordial,
caer como centella, parir como una araña
y amar, amar, amar.
Pero es que quiero ahora cubrirme con la noche,
crecer en la ternura, ser astro o animal
pues brama el infinito sobre mi propia carne
y siento como un beso de la inmortalidad.

Cuando tomo la pluma ya estoy acompañada
de alguna estrella absurda que no se va a apagar;
así, llena de gente, de historias increíbles,
de ramos de violetas,
de duendes que no hablan, de nubes y retratos
me reúno conmigo como algo natural.
Todo me deja entonces lejana, distraída,
especialmente tonta,
y a veces en la cama puedo no ser verdad.
Y estoy casi feliz y apenas me sonrío,
bailando como lluvia y amable como el pan…
Por eso en estas vísperas del día de mañana
(adiós, mi libertad)
hago como quien rompe promesas y contratos
y muere de jamás
pues soy una criatura ajena a compromisos
y temo por mis alas que sí saben volar.

Carilda Oliver Labra: nació en Matanzas (Cuba)en 1924. Estudió Derecho en la Universidad de La Habana ejerciendo la profesión en su ciudad natal, donde además dictó cursos de dibujo, pintura y escultura. Es una de las más sobresalientes poetisas de hispanoamérica, ganadora de importantes premios literarios: Premio Nacional de Poesía en 1950, Premio Nacional de Literatura en 1997. Entre sus obras se destacan:
«Al sur de mi garganta» en 1949,
«Memoria de la fiebre» en 1958,
«Versos de amor» en 1963,
«La ceiba me dijo tú» en 1979,
«Desaparece el polvo» en 1983,
«Calzada de Tirry 81» en 1987,
«Se me ha perdido un hombre» en 1993
«Libreta de la recién casada» en 1998

Elvira Daudet: Amor eterno eres

5 Mar
imagen de la red

Elvira Daudet: Amor eterno eres

Amor, eterno eres, como juré,
juramos, aquel día, al principio
del mundo y la catástrofe,
cuando, ¡oh prodigio!, tú me renaciste
y me gané en la cifra de fuego de sus labios
la herida de mí misma, mi nuevo ser,
desesperadamente puro y libre,
encadenado a ti ya para siempre.

Qué importa que su sellado corazón
me niegue lo que implora
de otro corazón desconocido,
que sus ávidos labios busquen ángulos nuevos,
sedientos de otros zumos y otros labios,
que su cuerpo no sea ya la ardiente
prolongación del mío,
si aquí estás tú, dolor, su último rostro,
pesando sobre mí como él desnudo,
forma esencial de mí, tuétano mío,
la más fiel, la más larga compañía.
Dolor que hace mi amor irrevocable,
eterno, como juré, juramos, aquel día.

(Del libro Terrenal y marina)

Elvira Daudet
Nació en Cuenca. Periodista; trabajó en los diarios Informaciones, Pueblo, ABC, El Independiente y colaboró en algunos internacionales como St Galler Tagblatt, realizando numerosos reportajes y entrevistas a los personajes más relevantes de la cultura y la política. En TVE, donde escribió, dirigió y presentó la serie “Está llegando la mujer”. Es autora de los siguiente libros: El primer mensaje, Crónicas de una tristeza (premio González de Lama, otorgado por un jurado compuesto por Dámaso Alonso, Luis Rosales, Emilio Alarcos, Gamallo Fierros y Antonio Gamoneda)España de costa a costa (premio Costa del Sol) Los empresarios, El don desapacible, Terrenal y marina, Orestes murió en la Habana, La Gioconda llora de madrugada y la aún inédita, El nombre del padre.

Podéis leer más visitando la página Elvira Daudet.com y el blog Elvira Daudet